Descentrados Chile

Implicancias del cambio climático sobre la salud de la población. Un análisis crítico

Fotografía: Facu, 7 años y Fede, 4 años.

Por
Diego Silva Jiménez
Magíster en Gerencia y Políticas Públicas. Coordinador del área de Gestión en Salud de la Unidad de Salud Pública del Departamento de Formación Transversal en Salud de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, de la Universidad Central de Chile. Director de la Sociedad Chilena de Salubridad.

Nathalie Orellana Apiolaza
Bióloga Marino, subdirectora Unidad de Ciencias Básicas del Departamento de Formación Transversal en Salud de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, de la Universidad Central de Chile.

Mónica Villa Castillo
Doctora en Farmacología. Coordinadora Área Fisiología y Farmacología de la Unidad de Ciencias Básicas del Departamento de Formación Transversal en Salud de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, de la Universidad Central de Chile.

Todo proceso de cambio conlleva pros y contras, en este sentido el desarrollo industrial de la humanidad trajo consigo no solo desarrollo tecnológico y social, sino también, estuvo acompañado de la depredación del Medio Ambiente, generando cambios a largo plazo que han afectado de distintas maneras a la población tanto en términos de salud, económicos y medio ambientales, (Alfie, 2020). Esta situación se ha dado debido al posicionamiento del ser humano por sobre el ecosistema (Trischler, 2017) y sus repercusiones en la acumulación de gases de efecto de invernadero y el daño irreversible por el consumo excesivo de recursos naturales (Espinoza, 2015), es decir el surgimiento y dominio del Antropoceno. (Hauser, 2018).

Entendiendo que ha sido el desarrollo humano el que ha dañado nuestro propio Medio Ambiente, debemos tener en consideración que desde el ámbito industrial no hay mayor énfasis en poner un alto a dicha situación. Es por ello por lo que dicha problemática se debe abordar de manera multidisciplinaria (Silva et al., 2023). Entre estos aparece una de las áreas que se ve afectada de manera directa por dicha problemática, la salud, por ende, la institucionalidad sanitaria debe tomar cartas en el asunto. Una manera de hacerlo es a través del llamado que realizo la Organización Mundial de la Salud (OMS) al actualizar las Funciones Esenciales de la Salud Pública (FESP) en el año 2020, planteando que el problema del cambio climático debe ser abordado de manera inmediata porque es una seria amenaza para la humanidad. (OMS, 2020). Para ser más claros, distintas investigaciones asignan desde un 19% a un 23% de mortalidad por causas ambientales (Oyarzun et al., 2021; Piña, 2019; Romano et al., 2023) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé, entre 2030 y 2050 que el cambio climático provocara 250.000 defunciones adicionales cada año. (OMS, 2020). Por lo tanto, se espera en esta columna abordar la relación que existe entre salud y cambio climático mostrando cómo afecta a la salud de la población y las implicancias que esto conlleva.

La metodología utilizada para responder a nuestro objetivo fue de tipo cualitativa, a través de un diseño fenomenológico, con un alcance descriptivo, (Fuster, 2019). La metodología utilizada fue la revisión narrativa, donde los criterios de inclusión fueron, información de los últimos 7 años, artículos científicos de bases de datos indexadas y literatura gris de gobiernos y organismos internacionales, en cualquier idioma (Franco et al., 2018). Se realizó la búsqueda a través de palabras clave; Antropoceno, Cambio Climático, gestión de Desastres, Salud Ambiental, Salud poblacional, Salud Única. Para la clasificación de la información se utilizaron tres categorías emergentes, impacto del clima en la salud de la población, impacto del clima en el medio ambiente, impacto de clima en la sociedad. (Salcido, 2021).

Los resultados obtenidos fueron clasificados en las tres categorías apuntas a un responsable de la situación, el impacto del clima en el Medio Ambiente se ve reflejado a través del aumento de ciclones, sequías, inundaciones, incendios forestales, olas de calor, mala calidad del aire, aumento de los gases de efectos invernadero y por consecuencia el aumento de la temperatura del planeta y del nivel del mar que afecta todo su ecosistema.

En el ámbito de salud humana, hay un aumento de enfermedades asociadas a esto, problemas renales, cánceres a la piel y también un aumento de mortalidad por las mismas consecuencias y aparición y reaparición de enfermedades infectocontagiosas debido a la presión sobre el Medio Ambiente, COVID-19, virus del mono, zika, entre otros. Finalmente, todos estos procesos desatados por el Antropoceno en el ámbito de la sociedad se aprecia una movilidad forzada por el cambio climático, aumento de la inseguridad alimentaria, hambruna y una mayor pugna por los suelos, en la lucha dicotómica del crecimiento (industria, ciudad), sobre las áreas verdes, las aguas y los sembradíos, aumentando la presión por las propiedades y empobreciendo a las poblaciones. (Astorga et al., 2023; López et al., 2019; Moreno et al., 2022).

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC),  plantea cinco grandes áreas de efectos negativos del cambio climático para la humanidad; la escasez de agua, el cambio de los ecosistemas, la escasez de alimentos, la costa debido a su acidificación y finalmente su impacto en la salud  salud; en esta última plantea que los efectos serian; aumento de la carga de malnutrición y de enfermedades diarreicas, cardiorrespiratorias e infecciosas; mayor morbilidad y mortalidad por olas de calor, crecidas y sequías, cambio de la distribución de vectores de enfermedades y carga sustancial para los servicios de salud.

Por otra parte, el Informe Stern, sobre la economía del cambio climático, plantea que los efectos negativos serán sobre el agua por su escasez, la devastación de los ecosistemas, la escasez de alimento por la lucha de la producción de los suelos y el aumento de acontecimientos meteorológicos extremos, pérdida de glaciares, sequías y de lluvias. (Stern, 2006). Desde la OMS, agregan que los efectos del cambio climático serán calor extremo, desastres naturales y variación de la pluviosidad y la distribución de las infecciones, mientras que a nivel local el Ministerio de Salud, tiene un área de Salud ambiental, que consigna temas de interés ligado a las áreas: calidad del aire, control de aguas, contaminantes, seguridad química, evaluación de impacto ambiental, emergencias y desastres,  sin embrago no tiene ninguna explicita para abordar el cambio climático.

Frente a esto las condiciones de ambientales locales y las condiciones socioeconómicas de las comunidades, tendrán un gran impacto sobre la salud de las personas, por lo que se debe trabajar de manera ferviente a través de instituciones, tecnologías para reducir los impactos de la amenaza del cambio climático sobre la salud, ejemplo se estos lo viven de menos recursos y menos resilientes, por lo que presentan memores capacidades de adaptación  como lo son el Oriente Medio y el Norte de África previendo enromes daños significativos a la salud debido al cambio climático  (Álvarez et al., 2018) “de igual forma distintas comunidades podrán tener predisposiciones particulares a peligros climáticos específicos. Por ejemplo, el calor impacta mayormente a los adultos mayores y la contaminación a quienes sufren de enfermedades respiratorias.” (Gallardo et al., 2018).

Finalmente, la relación del cambio climático y su incidencia sobre la salud de la población nos lleva a poner en el tapete al riesgo climático y aunque es inviable establecer proyecciones para medir los riesgos per se, sí es posible tomar medidas para adaptar y mitigar ante eventuales efectos producidos por efectos del cambio climático. Lo importante de esta conceptualización es que permite diseñar y ejecutar políticas públicas tendientes a atenuar los posibles efectos del cambio climático sobre la salud de las poblaciones. Situación que hoy en día no estamos haciendo como sociedad en su conjunto, ni el Gobierno, ni los empresarios ni nosotros.

Referencias:

Alfie, M. (2020). Riesgo, depredación y enfermedad: Covid-19. Sociológica (México)35(100), 15-44.

Álvarez , G., Araujo, M., & Arellano, M. (2018). Alimentación y salud ante el cambio climático en la meseta comiteca en Chiapas, México. Estudios sociales. Revista de alimentación contemporánea y desarrollo regional, 28(52) https://doi.org/10.24836/es.v28i52.536

Astorga, I., Sorio, R. y Bauhoff, S. (2023) Salud y cambio climático: ¿Cómo proteger la salud de las personas frente a la crisis climática? División de Cambio Climático y Sostenibilidad del Banco Interamericano de Desarrollo. https://publications.iadb.org/publications/spanish/viewer/Salud-y-cambio-climaticocomo-proteger-la-salud-de-las-personas-frente-a-la-crisis-climatica.pdf

Espinoza, L. (2015) MILLCAYAC – Revista Digital de Ciencias Sociales II, (3), 245-269.

Franco JVA, Arancibia M, Simancas, Ramirez D, Madrid E. (2018) Syntheses of biomedical information: narrative reviews, systematic reviews and emerging formats. Medwave, 18(7): e7354 Doi 10.5867/medwave.2018.07.7354

Fuster Guillen, D. (2019). Investigación cualitativa: Método fenomenológico hermenéutico. Propósitos y Representaciones7(1), 201-229. https://dx.doi.org/10.20511/pyr2019.v7n1.267

Gallardo, L., Mayol-Bracero, O., Belalcazar, L., Picolotti, Marín, P. (2018) Integrated Assessment of Short-Lived Climate Pollutants for Latin America and the Caribbean: improving air quality while mitigating climate change. Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia.

Hauser Molina, R. (2018). Tiempo de humanidades: Notas de campo (climático). Revista De La Academia, (26), 62-79. https://doi.org/10.25074/0196318.0.1015

López, Luis m., Villavicencio Ramírez, Janine, Aponte, Kevin, Fajardo, Jorge I., & López, Christian P.. (2019). Análisis de la contaminación ambiental producida por el plasma frío de baja presión en la limpieza de láminas metálicas. Ingenius. Revista de Ciencia y Tecnología, (22), 17-24. https://doi.org/10.17163/ings.n22.2019.02

Moreno Sánchez, A. (2022). Salud y medio ambiente. Revista de la Facultad de Medicina (México), 65(3), 8-18. Epub 01 de agosto de 2022.https://doi.org/10.22201/fm.24484865e.2022.65.3.02

Oyarzún G., Manuel, Lanas Z., Fernando, Wolff R., Marcelo, & Quezada L., Arnoldo. (2021). Impacto del cambio climático en la salud. Revista médica de Chile, 149(5), 738-746. https://dx.doi.org/10.4067/s0034-98872021000500738

Organización Panamericana de la Salud (2020). Las funciones esenciales de la salud pública en las américas. Una renovación para el siglo XXI. Washington,D.C. https://iris.paho.org/bitstream/handle/10665.2/53125/9789275322659_spa.pdf

Piña, C. (2019) Cambio climático, inseguridad alimentaria y obesidad infantil. Revista Cubana de Salud Pública, 45, (3) e1964.

Romano, H., Sánchez Cabezas, A., Abuabara Turbay, Y., Hiza, R., Campos, L., Tenorio Núñez, M., & Santos, L. (2023). Ambiente, cambio climático y salud cardiovascular. Medicina (Buenos Aires), 83(Supl. 1), 32-35.

Salcido R., Vargas T., Medina V., Ramírez, F., García, M., Briseño, A. & Jiménez, J. (2021) Revisión sistemática: el más alto nivel de evidencia. Ortho-tips. 17(4):217-221. doi:10.35366/102220.

Silva, D, Contreras, S., Cavieres, B., Cossio, M (2018) Responsabilidad Social Empresarial de las Instituciones de Salud Chilenas en D’avila Lauer. Ciencias de la salud: aspectos diagnósticos y preventivos de enfermedades. Atena Editora. 50-61. DOI: 10.22533/at.ed.6332324076

Stern, N.  (2006).  Stern Review on the  Economics  of  Climate  Change.  Disponible en www.sternreview.org.uk.

Trischler, H. (2017). El Antropoceno, ¿un concepto geológico o cultural, o ambos? Desacatos, (54), 40-57.