Descentrados Chile

La relevancia de armonizar la ley de Garantías y de Protección Integral de Derechos de la Niñez y Adolescencia (ley 21.430), con las demás leyes que afectan a las niñeces y adolescencias

Fotografía: Mariana, 4 años

Por Francis Valverde Mosquera
Directora Ejecutiva de ACHNU. Mg. Cs. Sociales Mención en Sicología de la Modernidad

En este momento en Chile, se está discutiendo en el parlamento, el proyecto de ley sobre la armonización de la Ley 21.302 del Servicio Nacional de Protección Especializada a la Niñez y Adolescencia, de enero del año 2021, a la Ley 21.430, de Garantías y Protección Integral de Derechos de la Niñez y Adolescencia, de marzo del año 2022, que crea el Sistema Nacional de Protección Integral de la niñez y adolescencia.

Armonizar, concepto que según la RAE significa: poner en armonía, o hacer que no discuerden o se rechacen dos o más partes de una todo, o dos o más cosas que deben concurrir al mismo fin.

En este caso ambas leyes deben concurrir al mismo fin, a saber, garantizar los derechos de las niñez y adolescencia en el país; la ley 21.430 para asegurar que todos ellas y ellos puedan ejercer plenamente sus derechos humanos y, la ley 21.302, a restituirlos cuando estos derechos son vulnerados.

Pero Chile promulgó primero la Ley de protección especializada, por lo que ésta no responde cabalmente a la Ley 21.430 que reconoce a niños, niñas y adolescentes en tanto sujetos de derechos, al mismo tiempo que establece en los Títulos I y II, los derechos garantizados y protegidos para todos los niños, niñas y adolescentes que habitan el país, por lo tanto, es una ley general, que debe orientar todas las leyes que refieran a los derechos de la niñez y adolescencia.

Evidentemente, que tengamos una ley de Garantía y Protección Integral de derechos, es un importante avance, solo que llegamos 32 años tarde, y en este caso, no sirve decir “más vale tarde que nunca”, porque durante esos 32 años entre 1990 que ratificamos la Convención sobre los Derechos de Niñez, y el 2022 de promulgación de esta Ley, fueron a lo menos dos generaciones de niños y niñas que no fueron protegidos integralmente, donde se profundizaron y naturalizaron las vulneraciones de derechos a la niñez y adolescencia, pues no se crearon las estructuras y políticas de prevención de vulneraciones ni de promoción de derechos, que involucrara a las familias, comunidades y al conjunto de la sociedad. Los organismos del Estado no asumieron su rol de garantes de sus derechos y, los y las profesionales que trabajan con ellas y ellos, no se han formado disciplinarmente en Enfoque de derechos humanos.

En este momento estamos viviendo la urgencia de que hayan más de 10.000 niñas, niños y adolescentes en listas de espera para atención especializada, porque no se actuó a tiempo.

Pero no solo la ley 21.032 tiene que armonizarse. Si pensamos en el derecho a la educación, y cómo funciona el sistema educativo, el nivel de vulneraciones de derechos que vivencian los y las estudiantes cotidianamente, donde su participación es mínima y fundamentalmente decorativa, donde todavía un grupo relevante de docentes considera los derechos de la niñez como privilegios, olvidando que los derechos humanos no son condicionables sino que son inherentes a la persona, y que los y las estudiantes son sujetos de derechos, entonces, la Ley  20.370 General de educación, debe ser armonizada a la ley 21.430, en especial en lo que refiere a los Títulos I y II de esta ley.

Si pensamos en el derecho a la Salud, estamos en la misma situación. La Convención sobre los derechos de la Niñez, establece que toda la legislación y políticas nacionales deben adecuarse a los mandatos de la Convención cuando refieren directa o indirectamente a la vida, desarrollo y bienestar de niños, niñas y adolescentes.

Ahora estamos en condiciones de armonizar todas las leyes a la ley 21.430; dado que tenemos una Ley general sobre garantías de los derechos de la niñez y adolescencia, es decir, en otras palabras, hemos legalizado los derechos de la niñez, en el país.

Otras leyes que debiesen armonizarse son las relacionadas con vivienda, desarrollo urbano, cultura, deporte, obras públicas, etc.

Cuando se plantea que niños, niñas y adolescentes deben ser escuchados y participar en todos los ámbitos que afectan su vida, podemos decir que, todo lo que sucede en la sociedad les afecta, también las decisiones económicas, presupuestarias, etc.

Armonizar tiene como sinónimos avenir, concertar, acordar, conciliar, enlazar, ajustar, conformar, unir, arreglar, pactar, compaginar, entonar, coordinar.

¿Cuál o cuáles de estos sinónimos, crees tú que mejor se aproxima al desafío que tiene Chile de lograr que todas las leyes y políticas reconozcan niños, niñas y adolescentes como sujetos de derechos, transformadores de la realidad que viven?

Todo le afecta a la niñez y adolescencia, todo afecta su futuro y, ciertamente, el futuro del país.