Descentrados Chile

Niños en situación de calle, una herida abierta bajo los puentes

Fotografía: Mariana, 4 años

Por Nathalie Oyarce
Fundadora de Fundación Infancia. Activista por los derechos de la niñez.

 El contraste de los niños de situación de calle se puede ver bajo distintas aristas. Para la ONU, en su Observación General Nº21, los define de la siguiente forma: a) los niños que dependen de la calle para vivir y/o trabajar, ya sea por sí solos, con otros niños o con su familia; y b) un conjunto más amplio de niños que han conformado vínculos sólidos con los espacios públicos y para quienes la calle desempeña un papel fundamental en su vida cotidiana y su identidad. (Comité de los Derechos del Niño (2017). Observación general núm. 21 sobre los niños de la calle).

La literatura sobre los factores que explican las razones que llevan a un niño o niña a estar en situación de calle, concuerdan en dos variables principales: un profundo quiebre familiar y una falla de los sistemas públicos sociales.

En nuestro país, el Estado ha intentado emplear políticas públicas que establezcan estrategias y proteja los derechos de los niños en situación de calle. La Política Nacional de Niñez y Adolescencia 2015-2025 identificó a los NSC como: “uno de los colectivos que requieren especial consideración en acciones contra la discriminación”. (MDSF, 2015, pág. 64). Asimismo, el Plan de Acción de Niñez y Adolescencia 2018-2025 establece en su compromiso número 14.5: “Poner fin a los NNA que viven en situación de calle”. En base a este compromiso, establece diferentes líneas de acción tanto a nivel del Registro Social de Hogares, adecuaciones normativas y mejoramientos metodológicos a los modelos de intervención, entre otros elementos (Ministerio de Desarrollo Social 2017, pág.153).

Luego, el Acuerdo Nacional por la Infancia del segundo gobierno de Sebastián Piñera establece en su medida número 93 la elaboración de una “Política Nacional de Calle que tendrá como uno de sus objetivos que Chile sea un país sin niños, niñas y adolescentes en situación de calle” (Gobierno de Chile, 2018) y en mayo del 2019, el Ministerio de desarrollo social de la época, publicó el “Conteo Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes en situación de calle”. El estudio identificó a 547 niños, niñas y adolescentes en situación calle (NSC), hace ya lejanos cinco años, estableciendo una serie de recomendaciones para una política social integral.

Esta última arista,  se asocia con lo establecido por el Comité de los Derechos del niño de la ONU , quienes señalaron en su observación general número 21: “sobre Niños de la Calle”, “para que las iniciativas tengan éxito, se necesita comprender al detalle los contextos locales y prestar apoyo individualizado a los niños, prosiguiendo que: “Estas intervenciones deben estar coordinadas por los gobiernos locales y recibir apoyo del Estado, a través del sistema nacional de protección de la infancia” (Comité de los Derechos del Niño (2017). Observación general núm. 21 (2017) sobre los niños de la calle).

Independiente de las diferentes estrategias que se han implementado para elaborar un diagnóstico crítico que nos permita comprender y dimensionar de mejor manera esta realidad, como sociedad tenemos que asumir que los niños, niñas y adolescentes que sobreviven en la calle, expuestos a todos los riesgos y vulneración de sus derechos, no pueden seguir esperando. Urge un acuerdo transversal que visualice el problema y que aborde desde una perspectiva de respeto a sus derechos y de reparación a las personas que se encuentran en situación de calle.

Una medida sería la implementación de una Ley que proteja a las personas que se encuentran en situación de calle, permitiendo garantizar el derecho a la protección a los niños en situación de calle y establecer parámetros legales y reglamentarios que permitan una mejora a los mecanismos de acción frente a esta situación extremadamente dolorosa, permitiendo una política de Estado independiente de los gobiernos de turno y permita instalar la institucionalidad necesaria que garantice un abordaje integral al problema y con recursos estatales.

En nuestro país los niños en situación de calle siguen existiendo, pero al no tener un nuevo conteo frente a los cambios sociales que hemos vivido en los últimos años no sabemos si han aumentado o disminuido. Si el fenómeno se mantiene igual o si se ha modificado en su complejidad, extensión y vulneración de derechos. Es ese el primer paso para de una vez por todas nos hagamos cargo de uno de los grupos sociales más excluidos y maltratados que cargamos como sociedad, una herida abierta que se esconde bajo los puentes y las caletas de nuestras ciudades.

Seguimos teniendo una deuda pendiente, pero no pierdo las esperanzas de que avanzaremos hacia ese horizonte.

Referencias:

  • Comité de los Derechos del Niño (2017). Observación general núm. 21 (2017) sobre los niños de la calle CRC/C/GC/21. Disponible en: acnur.org/fileadmin/Documentos/BDL/2017/11402.pdf
  • Ministerio de Desarrollo y Familia. (2019). Resultados. Conteo Nacional y caracterización de Niños, Niñas y Adolescentes en situación de calle 2018.
  • Gobierno de Chile (2018). Acuerdo Nacional por la Infancia.
  • Ministerio de Desarrollo Social (2015) Política Nacional de Niñez y Adolescencia 2015- 2025.
  • Ministerio de Desarrollo Social (2017) Plan de Acción de Niñez y Adolescencia 2018- 2025