Descentrados Chile

Hoy todo se pinta “de verde”, la agroecología es una forma de ser, vivir y defender territorios.

Fotografía: María Carolina Alvarado Aspillaga

Por María Alvarado Aspillaga
Vitivinicultora agroecológica.
Socia- fundadora Cooperativa Marga Marga y miembro de la organización Mercado de la Tierra en Quilpué Slow Food Marga Marga.
Estudiante doctorado Ciencias Sociales Universidad Playa Ancha.

Agronegocio y crisis global

Bajo la crisis del capitalismo a escala global, impacta escuchar como abundan los discursos sobre Agroecología y sustentabilidad y cómo estas perspectivas están siendo tergiversadas e incorporadas a circuitos globales de comunicación y marketing e instaladas en el ideario del agronegocio que a la vez maquilla su cara “de verde”, bajo estos conceptos de inversión responsable. Desde este escenario hacemos reflexión con una mirada crítica y a la vez de denuncia de parte de nuestras organizaciones agroecológicas, también desde cómo los movimientos socio medioambientales y de soberanía alimentaria, liderados principalmente por mujeres, hacen frente a estas situaciones.

La mayoría de estos alimentos del retail, que nos abren el apetito desde lo dulce y lo salado, serán en su mayoría ultra procesados, con muchos envases pintados “de verde”; de seguro nos distraeremos con la mercadotecnia que pone bellas etiquetas con medallas, sellos y colores que nos hace sentir consumidores responsables y seguros con la protección de la madre tierra, bajo el slogan de ser alimentación sustentable y que estamos apoyando la inclusión social.

Agroecología como alternativa reproductora de la vida

Para la gente que vive agroecológicamente no son meras palabras, son formas de ver la vida, la agroecología cruza nuestras formas de ser, vivir, producir y reconocer a la naturaleza como centro fundamental en nuestro diario vivir, que además sustenta todo lo que entendemos como vida. Sabemos que cada día es un constante intercambio de conocimientos, saberes, cambios y de constante trasformación y acción para no desaparecer o ser despojados, por las operaciones muchas veces encubiertas del Agronegocio y en la actualidad atentos a los efectos del cambio climático, lo   que nos hace observar, escuchar y enfrentar problemas que no fueron los mismos de los que nos antecedieron y que por lo tanto acerca a espacios de educación colaborativa.

Es necesario acercar a través de algunos autores las diversas dimensiones de la Agroecología en este siglo XXI, la técnico-productiva: agronómica, científica y como campo disciplinar; la “agroecología material” (Rosset & Martínez-Torres, 2012), pero no se queda allí, la político-organizativa: movilizadora; la “agroecología inmaterial” (Rosset & Martínez-Torres, 2012) y la ontológico-epistémico-vivencial: cómo modo de ser, conocer, vivir y producir (Da Silva, 2014).

“Comer y beber es vida”. En Chile un 92% del total de las unidades agrícolas del país corresponden a agricultura familiar, dando trabajo a dos de cada tres agricultores (as). La agricultura familiar campesina e indígena da vida y alimenta a ciudades y la mayor parte de los pueblos del país (ODEPA, 2019), pero si vamos a un supermercado o tiendas de retail, esa fruta, hortaliza, queso, vinos, pescado, procede del alimento descarte de agroexportadoras o de campos de producción intensiva específicamente monocultivos, y sabemos que no será desde las formas de vida tradicionales de pequeños agricultores, pueblos indígenas, pastores nómadas, y pescadores.

La política pública y la agroecología: horizontes por construir

Las políticas públicas que intentan sostener el compromiso con la Agroecología, y los mensajes en los medios hace que las personas no sepan de qué bando ponerse, más bien confunden y no aportan al tan necesario cambio de paradigma de la producción agroecológica, sustentable o regenerativa, mal usando estos términos casi como una moda marketera con el único fin de aumentar ventas y obtener mayor rentabilidad para el negocio.

Los mercados locales de producción campesina están lejos de ser formas que permitan democratizar la alimentación, pero sí existen iniciativas transformadoras en la Región de Valparaíso (Saravia, 2022) pero escasas a nivel nacional, de infraestructura débil y en su mayoría levantados por iniciativas autogestionadas desde las organizaciones con algunas   vinculaciones según el Municipio de turno. Está el mercado campesino que se desprende de INDAP (1), con mejor infraestructura, brindando la oportunidad de utilizar espacios públicos, sin embargo, en estos no se diferenciará entre producción con uso de agroquímicos y los que no utilizan, por lo cual no es justo para quien produce agroecológicamente y menos para el consumidor.

Lo anterior evidencia que muchos agricultores considerados partes de la Agricultura Familiar Campesina, han sido intervenidos por paquetes agro-tecnológicos donde la agroecología, no fue la opción considerada en las asesorías en los últimos treinta años, sin embargo, podríamos imaginar ante tanto discurso de modelos sustentables, que sea INDAP la primera institución en ser transformada por el movimiento agroecológico y ojalá la segunda sean las Universidades.

Las organizaciones agroecológicas,  estamos siendo visitadas incansablemente por la institucionalidad,   subyacen políticas que impulsan la agroecología empresariada, donde no hay campesinos sino emprendedores, no hay huertas sino unidades de negocio, y donde se espera  el fortalecimiento  de una  certificación participativa a través de las OAE(2) para  llevar el mismo  sello verde  que tienen las  grandes industrias agropecuarias donde su  transición es sólo el  cambio de insumos por otros alternativos, muchas veces sucedáneos, está bien transitar  a ese cambio, pero no  como  maquillaje verde, debemos buscar formas de visibilizar el trabajo que por años vienen haciendo nuestras comunidades.

Hay  sed del Agronegocio verde y sustentable por el territorio de la  Agroecología, pero  son las organizaciones agroecológicas, productores de convicción y  resistencia y actores políticos de diversos  movimientos  que defienden  la soberanía alimentaria  en Chile como lo son en Chile  ANAMURI(3), CLOC CAMPESINA(4), SLOW FOOD CHILE(5), comunidades de pueblos originarios, escuelas agroecológicas, colectivos  de huertas  urbanas y rurales  en su mayoría liderada por mujeres, Cooperativas agroecológicas, Cooperativas de consumo  agroecológico,  organizaciones de certificación participativa, aquí en la V región son al menos 4 y a quienes hoy son  esperanza y  vida,  las guardadoras de semilla.

Esta columna  deja abierta nuestra posición respecto a cómo deseamos gestar la acción colectiva, que esta trabaje subterráneamente desde  el campo o la ciudad, las escuelas, universidades, la cocina de nuestro hogar, las huertas comunitarias, las múltiples disciplinas y sobre todo desde la transformación tan necesaria de nuestra agricultura nacional, que permita desarticular  la colonización industrial de la agroecología, a sabiendas que el conocimiento  y saberes  que históricamente han sido minorizados, son los  que permitirán hacer frente a los efectos del cambio climático y  de resolver la problemática de alimentar al planeta.

NOTAS

  • INDAP: Instituto Desarrollo Agropecuario, Ministerio Agricultura
  • OAE: Organización de Agricultores Ecológicos, pertenecientes al Sistema Nacional de Certificación de Productos Orgánicos Agrícolas.
  • ANAMURI: Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas
  • CLOC CAMPESINA: La Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC-Vía Campesina). 
  • SLOW FOOD CHILE: Movimiento por la Soberanía Alimentaria busca el acceso a las personas de alimentos buenos, limpios y justos, constituida por comunidades de productores agroecológicos y coproductores.

Referencias
Da Silva, V. I. Clase campesina. Modo de ser, de vivir y de producir. Porto Alegre: Instituto Cultural Padre Jósimo, 2014.
ODEPA 2019, Panorama de la Agricultura Chilena, p38. https://www.odepa.gob.cl/panorama_2019/38/
Rosset, P. M.; Martínez-Torres, M. E. Rural social movements and agroecology: context, theory, and process. Ecology and Society, 17(3), 1-17, 2012.
Saravia, P. Principios y proyecciones de la comercialización agroecológica: miradas desde la región de Valparaíso. Revista RIVAR Vol. 9, nº 25, 37-54, enero 2022.